domingo, noviembre 28, 2004

"Die Schwachen kämpfen nicht.
Die Starken kämpfen vielleicht eine Stunde lang.
Die noch stärker sind, kämpfen viele Jahre.
Aber die Stärksten kämpfen ihr Leben lang.
Diese sind unentbehrlich!"
Bertolt Brecht
Das heiß:
Hay hombres que luchan un dia y son buenos.
Hay hombres que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan toda la vida:
esos son los imprescindibles.

Alguna vez quisiera leer eso que leí al pasar sobre las traducciones, una vez. Arlt, Cortázar... contando cómo la traducción es OTRO idioma. Ni del que se traduce ni al que se traduce. Una tercera lengua.

Es increíble cómo esta cita de Brecht me suena únicamente con la voz de Silvio, hermosa, calma, vigorosa.

8 comentarios:

jorgehue dijo...

(Voy a terminar escribieno más en este blog que en el mío, jaja)

Recordé haber leído algo de Cortázar sobre la traducción, pero no me acuerdo dónde. ¿Sabías que fue un tema clave de la filosofía posmoderna? En ese contexto, todo tiene relación con el "Uebermensch", de Nietzsche (tantas veces "tra-ducido" como Superhombre).

La traducción es lo más parecido a la "hybris", la desmesura. No hay idiomas: el inicial y el traducido; hay un movimiento desmesurado, más allá del sujeto de cada idioma. Hay un traductor que transporta, que lleva de un lado al otro, y que allí es intérprete: es mediador, que siempre transforma (o deforma) a ambos elementos: el que se traduce y el traducido.

Cuando escuché por primera vez una conferencia (de Gianni Vattimo, en Córdoba) sobre ese tema, me aburrí soberanamente. Cuando vuelvo a leer lo de Bretch, en cambio, no puedo más que dejarme llevar por el impacto... que si tiene voz de Silvio (en este caso traductor) emociona.

Caro dijo...

Yo tampoco me acuerdo dónde leí eso. Pero sí recuerdo que fue antes de haber leído a Marx. Y entonces me dije:
- tengo que aprender alemán! Para ENTENDER que decía Marx.

Ja!

Aquí me ves...

Toro dijo...

Hace dias que entraba y pensaba que decir sobre esto. No me gusta sonar vacío, pero tampoco dejar silencio. Esta vez te doy la derecha a medias, no me fío del traductor y el interprete, pero la confianza es un valor muy noble.

Nietzsche decía que los interpretes obstruyen el original, debido a su contexto propio y loq ue se llamaría subjetivismo no?, pues bien, puede que así sea, y que a nadie le guste recibir ideas masticadas y deglutidas en los apartos digestivos de otro ser. Pero tampoco es cierto que seamos capaces de encontrar un origen a cada idea, porque todo ya fue pre envasado. Entonces no busquemos el alimento sin enlatar, busquemos el sin conservantes, el natural, el pensamiento y el razocinio en estado puro. Eso capaz es mejor que obligarse a estudiar alemán, aún cuando resulte gratificante por muchísimas otras cuestiones.
Una coincidencia a medias. Veritas y Yelmo, Larrea no daba premio consuelo?

Abrazo
Toro

Anónimo dijo...

q sea público: caro te extrañoooooooooo! se siente el calorcito de buenos aires (ese calor q se te pega en la piel y no te deja libre) y me falta un tere! volvete rápido, zip? muach muach!
Mai
(perdón al lector que venía tan compenetrado con los comentarios y yo salgo con esto... laisse faire).

Anónimo dijo...

q sea público: caro te extrañoooooooooo! se siente el calorcito de buenos aires (ese calor q se te pega en la piel y no te deja libre) y me falta un tere! volvete rápido, zip? muach muach!
Mai
(perdón al lector que venía tan compenetrado con los comentarios y yo salgo con esto... laissez faire).

Caro dijo...

Maius, hermosa!

Tus palabras claves me recordaron la pegajosidad porteña... increíble cómo puede haber también memoria táctil...

Gracias por el cariño, pero necesito estar acá, ahora.

Te quiero Maius!!

jorgehue dijo...

qué bien suena que necesites estar allá (aunque acá también se oye: "necesito estar acá").

qué bárbaro!! ni con las sonoridades de Riga, de Gidon Kremer, ni con el rock de Keimzeit, Emma deja de mover su colita pidiendo comida...

¿para cuándo un post?

besotísimo!!!!

Caro dijo...

jor!

pobre Emma, tanto tiempo abandonada...

no se que haría sin que vos la alimentaras, mirá.

Y eso: para cuándo novedades al lado del camino?

;-)