domingo, marzo 30, 2008

joy


una buena nota de domingo.
agrrhhh

sábado, marzo 29, 2008

no se si, tipo reírme o yorar.

acá si me alegré.

viernes, marzo 28, 2008

jueves, marzo 27, 2008

mi genial amigo gastón, para aliviar mis días y hacerme reír, compuso esta versión apócrifa de una casa con diez pinos de pappo. la comparto porque tanto talento no se puede mezquinar.

una casa con tres albañiles,
en mi cuarto hay un lugar,
leer algo y meditar,
tanto polvo y suciedad,
no aguanto más, no aguanto más,
vivir en construcción,
cd's y libros por doquier,
si hasta cuesta respirar,
nunca más, nunca más,
en construcción.
el monte y mis amigxs,
no se pueden comparar,
con el ruido infernal,
de vivir en construcción,
para lograr, o conseguir
otro baño construir,
el lavadero y algo más,
y ya no quiero escuchar,
a ese albañil silbar,
como si fuera un zorzal,
no lo puedo soportar,
no aguanto más, no aguanto más,
vivir en construcción.
no hay otra cosa que hacer,
uno y otro tereré,
sólo se puede elegir,
bizcochitos o tv,
o mejor un dvd,
pero mierda me olvide
que la tv no puedo encender
qué voy a hacer,
yo me vuelvo al iberá,
hacia el norte hay un lugar,
aunque no pueda llegar,
porque allá están, por que allá están
los de la sociedad rural,
el peón de campo y su patrón,
cómo hacerles entender,
que las tierras deben ser,
del labrador, no del patrón.
sojización,
los monsanto y los grobo
y otra vez, y otra vez,
ese señor,
que se cree ruiseñor,
no aguanto más, no aguanto más,
la construcción.
Quizás el primer error no haya sido un error sino coherencia, triste coherencia. Cuando el Gobierno decidió imponer sus nuevas retenciones, tenía otras formas de hacerlo: por ejemplo, exceptuando a los pequeños chacareros. Dos tercios de los productores agrarios del país tienen menos de 200 hectáreas; entre todos juntan sólo el 3% del total de las tierras. O sea que dejarlos afuera habría costado, grosso modo, el 3% de la recaudación total del nuevo impuesto: alrededor de 50 millones de dólares, un vuelto. Con ese formato, la oposición a las retenciones no habría tenido masa crítica: habría podido transcurrir, si acaso, en despachos y restoranes finos, pero no en las rutas. No se habría producido el desabastecimiento que afecta a cada vez más gente, no habrían salido por televisión esas imágenes de chacareros modestos preocupados por su fuente de trabajo, y el impuesto habría tenido otra legitimidad: habría sido un pequeño intento redistributivo. No lo hicieron; puede que haya sido un error, pero es más probable que haya sido coherencia: como se ha dicho en este diario, el proceso de concentración económica no para y las grandes empresas siguen beneficiándose más y mejor que nadie. Pero, si fue coherencia, no supieron calcular sus consecuencias. Fue el primer gran error.

M. Caparrós. Acá.

Por eso resulta un caso interesante para estudiosos de la sociología o de la psicología de masas el apoyo de una parte de la población a un lockout patronal que produce desa-bastecimiento. O sea, una disminución drástica de la oferta que provoca una fuerte alza de precios. Las cacerolas de la clase media y alta, con el acompañamiento de gran parte del mundo mediático, están reclamando, lo sepan o no, aumentos de precios de los alimentos. Argentina ya puede sumar así una cucarda más en su pecho para ratificar la categoría de campeón en el concurso mundial de país insólito. Es probable que ese incremento de precios no vaya a afectar en gran medida esos presupuestos familiares debido a que sus ingresos se ubican del medio para arriba de la pirámide. Pero tendrán un efecto contundente para asalariados y postergados.

Zaiat, aquí.


Además,
Claudio Lozano: "Las retenciones no son el problema"

Este modelo sojero, además de romper la soberanía alimentaria de la Argentina, destruye puestos de trabajo y debilita a los pequeños y medianos productores ya que mientras la soja genera un puesto de trabajo cada 500 hectáreas, la economía familiar crea 35 puestos de trabajo cada 100 hectáreas. Situación que se empalma con el hecho de que la soja demanda más de 500 hectáreas para que una unidad productiva sea viable y autosuficiente. Es en este contexto de debilitamiento de los trabajadores del campo (el 70% está en negro) y de debilitamiento de la pequeña producción rural que debe inscribirse el conflicto actual. Se expresa en él la bronca acumulada de los pequeños y medianos productores (los que efectivamente sostienen los cortes) frente a un gobierno que jamás reconoció su situación y que hace gala de un discurso perverso (incluso dice querer “desojizar” el campo), cuando en función de la construcción de su caja fiscal fue hasta hoy socio pasivo del “boom sojero” por la vía de las retenciones.

martes, marzo 25, 2008

viernes, marzo 14, 2008

“Da la casualidad que 7-Up tiene algunos valores de marca que se asocian al verano como la frescura y el optimismo. Teníamos la necesidad de algo fundacional con el nuevo concepto de ‘Refrescá tu vida’. Tenía que ser transversal tanto para adolescentes como para gente más grande, rescatando una forma de vivir más positiva. El tema surgió como un recurso creativo a la hora de comunicar la historia.”

brea en el cerebro. todos ellos. puaj.

jueves, marzo 13, 2008

alentador inicio del ciclo lectivo
-Lo mencionaba para preguntarles por algunas características de su generación. Antes las mujeres tuvieron una voz literaria muy fuerte, tan fuerte como la de los hombres, pero fueron oscurecidas. Ustedes han incluido a mujeres en una antología sobre sexo, por ejemplo: En celo. Ahí entra la política: la política de género. Me interesaría conocer sus miradas políticas: qué piensan del mundo, de la acción del individuo en la sociedad; de qué manera aparece la política en sus obras. En la de Cucurto, por ejemplo, está en la reposición de mercadería en las góndolas, en las bailantas de Constitución.

W. C.: -Es una política que pasa por la vivencia personal. Pero no puede ser muy determinada, muy fija, muy estática, porque se va moviendo incluso en los propios libros. No sé si se puede hablar de política.

J. T.: -En El curandero del amor , de Cucurto, la política aparece mucho.

W. C.: -Sí, pero es la política como sale de los medios.

J. T.: -No, no, no: aparecen las marchas, aparece una crítica a las Abuelas de Plaza de Mayo.

W. C.: -Sí, pero como algo muy lavado, lo que se escucha todo el tiempo.

-Hacer los libros con cartones, como en Eloísa Cartonera, la editorial de la que sos parte, es un acto político.

W. C.: -Eso sí. Pero no tiene mucha relación con los libros que escribo. Es un proyecto social que comparto con otras personas. En los libros, en cambio, veo una actitud más liviana. No veo lo que dice Juan.

J. T.: -En El curandero... hacés una crítica directa al progresismo argentino, es una picaresca muy agresiva dentro del sistema progresista anquilosado.

W. C.: -No. Es una parodia del discurso de los medios. En realidad hay un vacío, porque las cosas no son como lo dicen los medios y como la gente cree. Y hablo de todos los medios de comunicación: Internet, los diarios, la televisión... Todos son contrarios a la gente.

D. G. T.: -Se ha dicho que esta es una generación menos comprometida. Se lo dice como una acusación, no una observación. Creo que nos tocaron condiciones particulares. Pasamos varias crisis que probablemente acentuaron nuestro escepticismo, tenemos reparos antes de creer en ciertos discursos. No es como en los años setenta, cuando todavía se podía creer en un ideal fuerte. ¿En qué podemos creer?

F. A.: -A mí la política me interesa, como me interesan todas las cosas importantes del ser humano. Además el intelectual latinoamericano creció muy cerca de la política, muy condicionado por cambios sociales. En ese sentido, más que una literatura de la fantasía me interesa una literatura vinculada con la experiencia: el lugar donde lo subjetivo se cruza con lo político, el lugar donde el contexto se manifiesta en la intimidad. Me interesa esa relación y esa tensión entre los personajes y su entorno, no tanto la representación del hecho histórico en sí.



entero
por qué me hace reír bodas de sangre, pese a todo.

martes, diciembre 18, 2007

Facebook es LO PEOR que me pasó en la vida. Es obvio que lo inventó alguien de 19 años, si es como un messenger enorme y lleno de chirimbolos. Parece una feria hippie llena de vagos de mierda. ¿Alguien me explica como borrar mi perfil?

Y A USTEDES, ANORMALES QUE NO TIENEN NADA MEJOR QUE HACER Q SALIR A CAZAR COMPAÑEROS DE PRIMARIA LES DIGO: NO FUI A NINGUNO DE SUS COLEGIOS. SI YO QUISIERA SER SU AMIGA YA LOS HUBIERA BUSCADO HACE AÑOS. HAGAN DE CUENTA Q ME CRIO LA LOBA KAMALA Y DEJEN DE MANDARME MAILS DICIENDO "ROSI SOS VOS? SOY YO, NATI" PORQUE ESTOY SACADA Y LOS VOY A MUTILAR AGARRANDOLES UN BRAZO DESDE UNA MOTO.

Si vuelvo a recibir un mail que diga que alguien puso algo en mi funwall me suicido y le echo la culpa. Están advertidos. No jodan conmigo.


domingo, diciembre 16, 2007

En las últimas semanas me llegaron varios mails preguntándome por qué cerré mi perfil de twitter. A algunos les dije que me aburría, que para escribir 10 palabras cada 3 días no tenía sentido.

Pero no es cierto. Es una mentira diplomática y elegante. (Mi marido estaría orgulloso)

La verdad es que twitter es como monitorear 300 mogólicos todo el día.

Es muy desgastante y terminaba muy angustiada por la verguenza ajena que me causaba esa jauría de mamertos. Es verdad, hay 30 personas piolas, que, por algún motivo INEXPLICABLE todavía no borraron su perfil. Pero a la larga lo harán, y le dirán a sus nietos que jamás usaron twitter ni nada parecido. La mayoría son pibes y pibas graciosos, y algunos periodistas interesantes. Lo demás, es el baño de un boliche de décima.

Y quiero decirles varias cosas que tengo atragantadas hace un mes:

Los deficientes que hablan de second life son personas muy trastornadas que necesitan ayuda psiquiátrica. SECOND LIFE NO EXISTE. ¿ENTIENDEN O LES TENGO QUE DAR ELECTROCHOQUES? Yo juego al estanciero pero no tengo chacras de verdad.

La mitad de las minas que hay son retrasadas mentales de oferta, desesperadas por pegar un tipo, que se rematan tipo en subasta arranca a $1 chateando con cualquier pito que se les cruce. Me dan una pena tremenda cuando las leo decir "Te re entiendo, Jorge. Estoy en la misma" (Decir "en la misma" es muy de remate)

El 10% son piolas. Como Minervisha, fenomenoide, bettycarol y otras (me da fiaca ir a fijarme quienes eran. Perdonen)

Y el 40% son minitas tontitas y huecas con problemitas de autoestima que hablan de sus bombachas todo el día para calentar a la audiencia y sentir por 1 minutito que alguien las quiere/necesita/desea. Comprense un perrito, chicas. Todos vemos sus artificios de anorexica desesperada por mendrugos de amor. Son ASI de obvias y todo el mundo lo comenta.

Hacer autobombo es una asquerosidad. Si a mí me interesara tu blog, ya te tendría en mi feed reader. Dejá de avisar que posteaste cada 5 minutos que total lo que escribiste ES UNA MIERDA.

La gente que dice "tuitero" está muy mal. Cuando vuelvan en sí se van a arrepentir mucho de haberlo dicho. ¡Van a ver! PUAJ

Ay, no saben cuanto quería decir esto. Gracias por leer.

martes, marzo 11, 2008

El viaje inminente. La prevención totalitaria. La paranoia colectiva. El riesgo. Anoche uno, aún sin su traje de médico, me convenció. Esta mañana el cómo, dónde, cuándo. Y sobre las diez salí.



Impensado. Los recién llegados quedábamos boquiabiertos. A no dramatizar, pensé. Después de todo había ocasión de mirar y mirar para todos lados. También estaban los chicos de la UCA asoleándose en la terrasse de algún Coffee Store.


Además en Puertou Maderou hay un tranvía divino y eso lo amenizaba todo. Y, en serio, no podía parar de leer. Como posesa.


No se engañen: era delicioso estar ahí, leyendo, con el sol haciéndome un mimito de otoño en la espalda. Para algunos, véase, hacía frío.



La fila avanzaba, inexorable, y a mi me empezaba a dar nostalgia.


Acá me quedé sin pilas, naturalmente. Justo cuando empieza una parte jugosa. Estamos en un patio interno, desde donde se ven sobresalir los árboles de las veredas. Uno pide los documentos y avancen, por favor. Seguimos en fila. Falta poco. El que da el pase definitivo a la sala de vacunación vocifera: ocho más, avancen. (Uno, dos, tres). Vacuna-vacuno-ganado. Corta justo antes de mi. Me quedo primerita. Tiene 3 dientes chanfleados.
-Todos los días es así?, le pregunto.
-Sí, es una desgracia, para ustedes y para nosotros. 4000 por día vacunamos. $210 vale cada pinchazo. Esto nos va a fundir como país. A Brasil le compramos las dosis. El problema es que agarre la Mesopotamia. En Misiones, así, puf, caen los monos. La culpa la tiene Brasil, de allá viene esta peste. Nosotros queremos impedir que esto avance. Esto nos va a fundir... si no cuidamos la ecología en el 2050 no va a quedar un ser humano. Me hijo es Ingeniero Químico, estudió en la UTN, en Avellaneda...


Ahí dejé de prestarle atención. No podía retener más y quería recordarlo todo y se agolpaban varias preguntas (¿nosotros? ¿monos, en Misiones?¿qué pensará que es Misiones? ¿nosotros?¿Brasil tiene la culpa y vende la solución? y así).

- Mandános más, se escucha una voz, desde adentro.
- Uno, dos, tres...

Nomás me pincharon me sentí súbitamente débil. Después de todo es una aguja atravesándote la piel, no jodamos. Pero la mujer tenía mano.
Después de cuatro mil de cualquier cosa tenés mano, pensé, y crucé Ingeniero Huergo.


y justo después...
la miopía política, ¿es una miopolítica?

domingo, marzo 09, 2008

Canciones progre

Por Rafael Spregelburd | 08.03.2008 | 00:19

Nuestro mundo se diluye en arsénico. Pecaré de ingenuo: yo creo en varias noticias que se leen en Internet. Ya no nos asusta la pampa desvastada por la mortífera soja al compararla con lo que las minas a cielo abierto están haciéndole al medio ambiente. Lo de La Alumbrera es genocida: contaminan 100 millones de litros de agua por día con cianuro y arsénico. El agua es almacenada en diques y desde allí se filtra nuevamente a las napas. Se han secado centenares de vertientes vecinas, con el consiguiente desplazamiento de campesinos, huertos y viñedos. Me sumo a la preocupación de mi columnista vecina Gorodischer: la migración de animales, los yacarés en Rosario, las mutaciones genéticas para sobrevivir a otros entornos, son quizá el menor de los problemas. Pero se ven, porque tienen imagen. En el Valle Calchaquí, el 80% de los niños en Andalgalá tienen arsénico en la sangre, se ven zorros pelados en la ruta y las cabras se mueren de golpe sangrando por la nariz.

sigue.

jueves, marzo 06, 2008



martes, marzo 04, 2008

hay playas aptas para el nudismo. y hay playas aptas para el fasismo.