miércoles, abril 18, 2007

Esa mina tenía mas corridas que liebre de quinta. Yo le decía Largá flaco que te llevan a la quema, pero él nada. Salió con que era una cosa del espíritu, manyá vos, y que los ojos de la griega, y le escribía versos. La verdá es que andaba con la pija en un grito.


Rodólf Fowólsh, en La máquina del bien y del mal, 1966.





[hace seis años leía esta autobiografía por pimera vez. hoy la vuelvo a leer. y me sigue conmoviendo].

4 comentarios:

Gastón Erdosaín dijo...

por fin por fin abristes vuestro blog! y no, morir es irse de a poquito.. o gritar en los umbrales del ser, o.. bueno, está ese señor algo recio que dice que en la modernidad es imposible toda experiencia de la muerte, pero yo que sé, morir es irse de a poquito.. ah pero acaso no somos post-modernos?
y eso que está más abajo, ¿JMB -pensé? y claro, es Baudrillard, anque bien podría ser Bataille, mi querido.. y no, el señor ese, que no me agrada ni un poquito, ya sabés.. Barbero!! que extraño, hasta donde llega la así llamada semiosis social, esa nada que lo es todo..

P.D.1: ahora "la campaña" debería ser para que habilites la posibilidad de coments...

P.D.2.: que rico el chocolate!!

c dijo...

a mi tampoco me agrada, y seguro que la frase se la robó de por ahí.

una cosa a la vez, ahora hay blog.

¡feliz cumple otra vez!


ps. no vamos muriendo de a poquito, cada día?

Gastón Erdosaín dijo...

ud lo ha dicho, mi querida: vivir es morir cada día de a poquito. es por eso que Benjamin decía algo así como que cada instante era único, ya que podía ser la ocasión de que por esa puerta -¿que qué puerta? ¡esa! ¿o acaso no la vé?- entrara el mesías..

respecto al amigo Barbero, deberíamos decir -para no hacerlo hablar tan maníqueamente- que de mirarse al espejo del año 87' quizás no reconociera su extrañado reflejo.. pero sólo quizás..

y si, eso es Bataille..

saludos!

Anónimo dijo...

qué injustos con "mi" amigo Jesús... no es para tanto. Parecen chicos porfiados (me enojé)
jorge