lunes, octubre 20, 2008

hay un blog que visito bastante. es divertido, ácido, inteligente. la mayoría de los posts tienen centenas y centenas de comments. por primera vez hoy, miré los de la última entrada. y me reí leyendo sus comentarios que me producen una mezcla de fascinación/identificación.


Y puedo tener un terreno de 900 m2 para tener huerta, árboles frutales, perros.
No soporto el paraíso de ferretero de comprarse el dos ambientes en Caballito. Prefiero morirme antes de vivir así. No me interesa la familia ni una mierda. Voy a vivir una vez: QUIERO TENER UN CIRUELO.

(...) Porque me voy a aislar. Voy a hacer mi pan, mi yogur, mis conservas y apenas si voy a pisar el supermercado. Odio todo y no quiero nada del mundo, es todo un asco. Si vuelvo a ver un guiso presto pronta en lata me subo al techo de Coto y me tiro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando yo era chiquito solía trteparme a mi ciruelo de entonces, era un ciruelo grande, o al menos para mí; ahí arriba me hacía un festín de esos q terminan con la panza hinchada de calientes ciruelas -y sus escatológicas consecuencias, como es de prever-; en fin, todo esto para decir q la mermelada casera, esa mermelada casera, y esas ciruelas, siempre siempre me van a ser más ricas q esas otras, especie de aceitunas-zombies-de-liniers-macanudo

de todas maneras, al único lugar q yo quisiera volver es a la infancia, ese imposible

saludos caro!



g.-

flor dijo...

Entiendo lo que decís. Algunas cosas las comparto. Pero hay cosas que me chocan bastante de ese blog como, por ejemplo, por qué cree que comprarse un dos ambiente es el paraíso del ferretero. Será que no conoce a mi ferretero que, además, sí tiene un ciruelo.