miércoles, abril 28, 2010

estaba en el minirecital de rosario blefari y me dije: claro, esta es la diferencia: ellos asisten a cursos de interpretacion de madrigales de monteverdi y yo estoy acá o allá, con todo mi pop a cuestas; ellos tienen profesoras de canto y yo sigo sintiendome colada y encima no estudio y ellos se encuentran para ir a cuanto concierto (canta marisú) exista y yo voy a ver a mi hermano, y solo si me llevan y me traen, no se. por eso no quiero ni me sale hacerme amiga de nadie de ellos. pero a veces llevo torta de manzana y la rockeo.

lo mismo igual en otros ámbitos, eh. ellas van a meditacion vipassana y yo me cuelgo horas y horas en los flickrs, tumblrs, blogs y youtubes del mundo (tanto así que el otro día pensé en dejar TODO ESO de lado y pensé también en que si le hubiera dedicado ese tiempo -en un año, ponele- a la tesis capaz ya tenía tres o diez o veinte páginas escritas, quién sabe).

3 comentarios:

Laura dijo...

Y por qué sería lo único correcto lo que "ellos" hacen? Tus búsquedas y tu estilo te han llevado a muchos buenos puertos, Caro. Nosotros te sostenemos los trapos, te sostenemos.

flor dijo...

Hay quienes se cuelgan de arneses y hay hay quienes se cuelgan de los libros. Hay quienes se cuelgan de las redes sociales y hay quienes se cuelgan a tomar cerveza en algún barcito. Hay quienes exploran el centro de la tierra y hay quienes exploran el universo allá afuera.

Y hay quienes nunca exploran nada.

De estos últimos, claramente, no sos.

besos.

Germán A. Serain dijo...

Si, claro, tenés razón y me hago cargo en lo que a mí respecta, pero ayer descubrí la magia de los torrents, y los seis cidís de Keith Jarrett at the Blue Note, por ejemplo, y entonces cómo hacer?... (Respuesta obvia: se patea la tesis para más adelante.)

Hace tanto que no sé nada de vos. Pero siempre me acuerdo.